Las flores y el uso de la malla.

El porqué de la malla para flores.

Seguramente en algún momento se ha preguntado el porqué de esas flores tan estilizadas y bien arregladas que ha visto en una ceremonia, un restaurant, una vitrina o en una tienda. Si bien existen personas que se encargan de llevar esos arreglos florales tan llamativos y memorables que en muchas ocasiones impresionan a quienes los contemplan, existe detrás de todo eso un arte que se conoce como la floricultura. Esta disciplina -o arte para muchos- consiste en producir en grandes cantidades dirigidas al rubro decorativo, es decir, va dirigida a aquellas áreas en la que lo decorativo y ornamental por medio del uso de flores es el aspecto principal de dicho negocio, y también para áreas como la medicina, producción de semillas u otra área con fin comercial. Por otra parte, la floricultura destinada en cantidades más reducidas va dirigida más que todo a la jardinería, donde el objetivo principal es el cultivo y mantenimiento de flores en particular (rosas, crisantemos, orquídeas); incluso se sabe también de coleccionista de flores que se enfocan tanto en un grupo específico de flores como en aquellas que son raras y extrañas de conseguir, siendo este último renglón dedicado a coleccionistas y similares. Esta disciplina tiene como principales exponentes a países como Colombia, Holanda y Kenia.  

Dentro del cultivo de flores existe un gran número de medidas para garantizar que las flores a cultivar crezcan sanas y vistosas, siendo el uso de la malla soporte una de las herramientas más utilizadas dentro del mundo de la floricultura. ¿Por qué es importante el uso de esta malla soporte? El uso de esta malla conocida también como malla para flores aporta el soporte necesario para que el tallo pueda crecer recto y la flor pueda adoptar durante su crecimiento la postura adecuada (derecha), en especial dentro del rubro comercial donde el aspecto de la flor a comercializar es fundamental. No solo eso, la malla para flores aporta otra serie de beneficios como el de una mejor recolección de la flor y el tallo al quedar estos en una posición más ventajosa dentro del área prediseñada por la malla para flores. También se encuentra la reducción de contagio por agentes virales que antes se reproducían entre los anteriores materiales usados como hilo de pabilo o rafia, ocasionando que la humedad se acumulara entre ellos y propagara enfermedades dañinas para las plantas. Al ver que en muchas ocasiones se daba este tipo de problemas entre otros igual de molestos (alto costo de los materiales usados, mala implementación de los mismos, baja durabilidad) se buscaron otras alternativas que pudieran sustituir los procedimientos y técnicas de ese entonces, generando tiempo después el uso de la malla para flores.  

Hoy en día ya es una herramienta esencial dentro de la floricultura tanto industrial como para aquellos entusiastas del jardín particular, dando así un impulso al crecimiento de la planta y la flor que antes no se aprovechaba bien. Una malla para flores como la de HORTOFLOR es un claro ejemplo de cómo han evolucionado hoy en día las mallas para este fin, y de cómo poco a poco se han perfeccionado aquellos puntos vitales para un mejor desempeño y uso de este material, siendo ejemplo de ello su alta durabilidad y reutilización gracias a la flexibilidad que presenta y a su elaboración en base al polipropileno. Estos dos puntos clave (flexibilidad y durabilidad) son imprescindibles dentro de las áreas en la que se empleen mallas u otro tipo de herramientas de carácter tutor (que sirvan para llevar a cabo el entutorado) ya que el constante cambio de clima, el riego de las plantas y el mantenimiento constante hace que se desgaste el material, llevando a que el tiempo de vida de la malla se reduzca considerablemente si no cumple con los estándares mínimos de resistencia. Algo similar ocurre con la flexibilidad. Una malla que no sea lo suficiente amigable para montar y desmontar será del poco agrado de los compradores, en especial si se trata de grandes terrenos que cubrir con la malla. Es por eso que HORTOFLOR, junto con su gran variedad de mallas para las diferentes ocasiones, proporciona flexibilidad, durabilidad, economía y garantía de un producto de excelencia.  

Arriba se comentaba que las herramientas con carácter de tutor debían ser resistentes y de fácil manejo. ¿Qué es eso de tutor? Esto se conoce como la guía que se le da una planta para que crezca en una dirección determinada, proporcionándole el crecimiento óptimo para brindarle mayor vitalidad y una mejor producción de frutos (salud de estos y aumento en el número de frutos que se pueden recolectar durante la temporada) cuando se trata de plantas para ese fin. El entutorado es básicamente lo que se aplica al momento de usar una malla para flores ya que lo que se está haciendo de cierta forma es guiar a la planta para que crezca recta. Así que cuando aplique una malla al cultivo de sus plantas, ya sabrá que básicamente esta entutorado su planta para un mejor provecho de esta y sus flores. 

La floricultura, arte dedicada al cultivo de flores, requiere de las técnicas y herramientas necesarias y específicas para poder aportarle a su cultivo lo mejor, por lo que el empleo y despliegue de esta utilísima herramienta como lo es la malla para flores no debe faltar en la aplicación de todo aquello que sirva para el cultivo de flores. Si tiene dudas sobre que malla escoger, la gama HORTOFLOR le ofrece un repertorio de excelencia que podrá ajustarse a las necesidades de su jardín.  

One thought on “Las flores y el uso de la malla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *